jueves, 16 de abril de 2009

El camino más largo.


Reniego de este mundo, en donde la razón denigra nuestros sueños, y la lógica suprime la belleza y la magia del vivir. En donde condicionamos nuestra felicidad mental y espiritual por la felicidad material. En donde la vejez te abre los ojos para descubrir la razón de vivir, y ya es tarde. En donde mofarse del débil enorgullece y engrandece tu ego cargado de inseguridad. En donde la belleza del cuerpo desnudo es sinónimo de pecado. En donde la tolerancia es el equivalente de cobardía. En donde quienes nos vanagloriamos de capacitados, somos tan solo imposibilitados de aceptar diversidades, razas, credos, clanes, tribus, pensamientos e ideologías. En donde quien más fuerte grita merece más respeto. En donde el humilde pierde la vida entre filas interminables para mendigar salud. En donde tú apellido importa más que la inteligencia, las ganas y el esfuerzo. En donde la aceptación depende de tus ropas, perfume y bello rostro. En donde el ciego observa más que el vidente, y el sordo oye más que el oyente. Bienvenidos a la realidad de este, nuestro mundo. En donde mi grito enmudece, y mis palabras escritas son tronares que la bulla diaria mimetizan.

2 comentarios:

  1. en donde, los sueños quedan como simplemente sueños anidados en algun rincón de nuestra mente, en vez de anidarlos en nuestra alma y cumplirlos cueste lo que cueste!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar